Si cuidas tus pies, cuida tu calzado

cuidar calzado kanna

Mantener en buen estado nuestro calzado es primordial a la hora de tener un buen cuidado de tus pies. Aunque parezca algo lógico, a menudo no caemos en cuenta de que los pies es una de las partes del cuerpo que nos permite hacer toda nuestra actividad física y, en definitiva, son los que nos hacen llegar allí donde queremos ir.

Así que, en definitiva… con nuestros zapatos, como en la vida, debemos cuidar aquello que no queramos que sea dañado. Por eso, desde aquí, te ayudaremos de la mejor manera que sabemos.

Consejos para el cuidado de tus zapatos

Para cuidar bien tu calzado, lo primero de todo es saber con qué materiales está fabricado, ya que dependiendo del material tendrá una serie de cuidados determinados para no dañarlos.

Si, por ejemplo, tus zapatos están hechos de paño, habrá que tener mucho cuidado a la hora de limpiarlos porque es el material más difícil de conservar. Por lo que, lo idóneo es impermeabilizar el calzado para evitar manchas.

Si partimos de la base de que tenemos que conservar cuidados unos zapatos de cuero… lo tienes más fácil: utiliza cremas especiales para este tipo de calzado y conseguirás utilizarlos como si los estrenases el primer día.

Si, en cambio, nuestro calzado es de material tejido, con que los laves con agua y jabón conseguirás cuidarlos de la manera correcta.

Hay muchos tipos de materiales, pero hay una verdad universal para cada uno de ellos: si son nuevos, probablemente vayan a hacerte daño. No te preocupes, es normal; el calzado debe adaptarse a la forma de tu pie, por lo que el uso que tiene que hacerse de ellos es progresivo y poco a poco. Sabemos que quieres utilizar todos los días tus zapatos nuevos, pero… ¡aguanta! Si no, te cansarás de ellos antes de cuenta.

La compra del zapato adecuado

Otro factor importante que queremos que tengas en cuenta, es que veas la compra de tu calzado como una compra de reflexión.

Y es que, al final, todo se basa en hacer una buena inversión. Si te decides por comprar unos zapatos que son económicos, te los pones una vez, te hacen daño y no vuelves a ponértelos jamás… ¿realmente has hecho una buena compra?

Desde aquí, nuestro primer consejo es que compres calzado con buena calidad, porque aunque tienen un coste mayor, te pueden durar muchísimos años. Los suficientes como para rentabilizar la inversión de comprarlos.

En definitiva, lo que debes de saber es…

Cuidar tu calzado va directamente ligado a cuidar tus pies, por lo que es de vital importancia que sepas el material con el que están hechos tus zapatos y, en base a ello, descubrir cuáles son los pasos a seguir para cuidarlos y conservarlos correctamente.

Si aún teniendo un buen cuidado en tu calzado, en tus pies, sigues notando molestias a la hora de andar, sería idóneo comprobar si tenemos una pisada correcta a la hora de caminar, ya que puede que tengamos vicios en la planta de nuestros pies que haya que corregir.

Y, sobretodo, lo que debes de tener en cuenta es, que más vale tener calidad… que cantidad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO